Follow me daily on twitter!


    follow me on Twitter

    lunes, 30 de agosto de 2010

    Que bonita es Soria

    Y qué bonito es El Burgo de Osma

    London - day 4 The Last One


    El ultimo dia el cuerpo nos pedia algo relajado, así que nos encaminamos hacia el norte de la ciudad: el Regent's Park, Camdem Town, King's Cross y Pimrose Hill.
    Las colinas del norte de Londres son bohemias por excelencia. Pimrose Hill es uno de los enclaves más agradables, Camdem desborda turistas y King's Cross se está renovando.Pimrose Hill ofrece maravillosas vistas panorámicas de la ciudad. Durante los últimos 10 años se han considerado las propiedadeas más codiciadas de la ciudad.No hay mejor lugar para disfrutar de una puesta de sol en verano .

    SIn embargo nosotros nos centramos primero en el mercado de Camdem


    Una vez calmado nuestro apetito consumista nos internamos en el Regent's Park por la entrada Norte que es la del Zoo, con su impresionante Aviario.


     Y como nos habíamos quedado con ganas de museos, volvimos al Victoria and Albert Museum, donde además de la colección permanente, se estaba celebrando una exposición de "espacios" creados por diferentes arquitectos, como éste formado por la unión  de ramas y hojas de palma.



    domingo, 29 de agosto de 2010

    Catálogo Punto Aguilar

    El pasado martes estuve todo el día en Alcañiz para un photoshooting para un catálogo. Será la nueva temporada Primavera Verano 2011 de la coleccion "Classic" de Rayman Aguilar. De momento no tengo fotos para enseñaros, pero en cuanto esté el catálogo os lo enseñaré!
    :)

    miércoles, 25 de agosto de 2010

    London - dia 2

    El segundo dia decidimos peinar las zonas de la City, Bloomsbury y Fitzrovia. Éstas dos últimas zonas, junto con el Soho, Marylebone, Myfair y Covent Garden forman el "West End", que es en realidad el centro del Londres moderno. Bloomsbury, sede del Museo Británico y hogar de los círculos literarios londinenses, es como un oasis, igual que Marylebone, un destino hoy visitado por su gastronomia e interiorismo. Shoreditch le ha tomado el testigo al Soho como centro nocturno, y en Mayfair están los mejores hoteles de la ciudad.


    Por supuesto no se puede dejar de visitar the Tower Bridge, y el City Hall









     En el mercado de Spitafields abundan los puestos de ropa, nueva y de segunda mano. Yo me enamoré de los vestidos románticos y los bolsos de cuero.



    El impresionante edificio Loyd's, de Richard Rogers con sus ascensores al aire.






     Para descansar, nada mejor que un batido y unas frambuesas en las escaleras de St Paul's Cathedral


    Londres está repleto de sitios increíbles que la mayoria de las veces no salen ni en las guías y nadie las visita. Es el caso por ejemplo del Barbican Centre. Se trata de un conjunto de tres torres con más de 40 plantas, sietebloques aterrazados una torre de siete plantas, una iglesia, dos escuelas y el complejo artístico del Barbican Centre. Los arquitectos se inspiraron en Frank Lloyd Wright y Le Corbusier, pero crearon algo único. Aunque antaño el Barbican estaba perdido en una parte olvidada de la ciudad, ahora ocupa el corazón de la zona este.


    Y otro de los lugares menos conocidos es la casa-museo de Sir John Soane. Se trata de varias viviendas adosadas que el arquitecto Soane compró sucesivamente y en las que creó un pequeño museo donde guardar las miles de antiguedades que él mismo coleccionaba. En su interior, un intrincado laberinto de pasillos y estancias interconectadas albergan desde un sarcófago hasta cuadros pasando por columnas y pedazos de frisos de templos griegos y romanos. La visita es gratuíta y merece la pena aunque solo sea por ver por dentro la casa, en la que muchas estancias deslumbran por su iluminación cenital, mediante una serie casi azarosa de cúpulas y aperturas en el techo cubiertas por vidrios de colores.




    El Museo Británico merece la pena la visita aunque solo sea por visitar su espectacular Hall. EL entramado de la cubierta de vidrio resulta hipnótica y la blancura y la luz que hay en el interior sorprende nada más entrar.

    sábado, 21 de agosto de 2010

    London - dia 1




    Más vale tarde que nunca, y por eso estoy aquí para contaros mi viaje a Londres y daros algunas recomendaciones y cosillas que he descubierto por ahí.

    Lo primero decir que desde zaragoza se vuela con Ryanair hasta el aeropuerto de Stansted, y que hay que ir con mucha paciencia. El vuelo sale a las 10 y media de la noche, pero con los retrasos habituales nosotros salimos a las 11.30, con lo que llegamos a las dos horas a Londres. Era la 1.30 de la madrugada pasadas aquí, aunque allí eran las 12.30. Despues coge un autobús que te lleve a  Victoria Station: hora y cuarto más de viaje.  ésto sumale un taxi de media hora hasta el alojamiento. Resultado: a las 3 y pico de la mañana reventadisimos nos pudimos por fin echar a la cama.

    Para empezar decir que nosotros estuvimos en un apartamento en lugar de un hotel. Los hoteles son muy muy caros, y los de precio razonable por lo visto son sucios, e incómodos. Un apartamento nos permite cocinar y ahorrarnos bastante dinero en comida. Así que nos decidimos por los Hyde Park Executive Apartments, situados en la esquina noroeste de Hyde Park, en pleno Notting Hill, con paradas de metro y autobús a menos de un minuto y una calle con tiendas, centros comerciales (Mark&Spencer nos surtio de comida toda la semana) y restaurantes al lado.
    Muy londinense todo.



    Así que el primer dia decidi mos atacar con valentía Westminster y la orilla sur del Támesis (Southbank y Southwar). Muy ambicioso, como nos dimos cuenta después.

    Westminster es el centro administrativo de Inglaterra, hogar de los palacios reales y otrora sede de un vasto imperio. Pero más allá de los ministerios, el Palacio y la Abadía de Westminster, ya no quedea apenas nada.

    cambio de guardia en el Buckingham Palace



    La inauguración  en el 2000 de la Tate Modern convenció a los londinenses del interés de la orilla sur del Támesis (el southbank). El mercado de Borough atrae e los sibaritas de toda la ciudad y el Design museum ha desempeñado un papel importante en la rehabilitación de la zona.





    El National Theatre es la pieza de arquitectura de hormigón más polémica y visible de Londres. Es un proyecto de Denys Lasdun, que incluye tres salas además de cafetería, bares y vestíbulos. El espacio transmite esa sensación de condensación agobiante.
    Pero el edificio sigue siendo el más espectacular a orillas del río, con esa imagen de paisaje construido, con capas que descienden y se elevan, y estructuras que se ensanchan y trepan





    Cuando los arquitectos Herzog & de Meuron crearon la hermana de la Tate Britain, en una antigua e inmensa central eléctrica en desuso del sudeste de Londres, parecía una idea descabellada. Hoy, el edificio se ha convertido en la imagen de la fuerza regeneradora de la arquitectura. Destaca la crudeza del edificio original de sir GIles Gilbert Scott.
    No dejeis de visitar su librería, un lugar para perder la noción del tiempo. Su cafetería de la cuarta planta (creo) tiene unas maravillosas vistas al ríio. Os lo mostré en mi anterior post Trip to London.


    Éste rascacielos es el Centrepoint. En 1966, cuando se inauguró éste edificio de oficinas, era el más alto de Londres y también el más infrautilizado, ya que permaneció vacío durante años gracias a la avaricia del constructor que deseaba alquilarlo a un solo inquilino.







    Para acabar el día estuvimos en el mercado del Covent Garden, lleno de terracitas y pequeñas tiendas. Lástima que para entonces ya fueran más de las 6 y todas las tiendas estuvieran cerradas!

    No nos quedó mas que volver al apartamento, atacar un inmenso plato de pasta y derrumbarnos sobre el colchón a la espera de otro día como éste.

    jueves, 12 de agosto de 2010

    Trip to London

    Londres me pareció una ciudad alucinante. Enorme, llena de gente, gente por todas partes, a todas horas!
    El viaje ha roto por completo la idea de tranquilidad y orden que tenía del ambiente Londinense.
    Té a las 5? No creo. Más bien un par de pintas de cerveza a las 3.
    Detrás de todo el barullo de gente me enamoró Portobello Road, la Tate Modern (donde viviría si pudiera), el Brittish Museum, y la gente (jovenes y viejos, modernitos o trajeados) bebiendo en la puerta de los bares, en la calle, por no poder fumar dentro. Y luego dicen de nuestro botellón!
    En fin, una ciudad para estancias cortas e intensas.





    lunes, 9 de agosto de 2010

    domingo, 8 de agosto de 2010

    Yo no quería, pero ellos me obligaron...

    ... a irme de la playa! :(